La Bandera del Municipio Alberto Adriani. Por Eudes Blanco

Matria Vigiense

La Bandera del Municipio Alberto Adriani

Eudes J. Blanco P.

La preocupación por precisar una Identidad local de los municipio,  llevó a los gobiernos municipales del período moderno (1989 hasta nuestros días) a raíz de la promulgación de la Ley Orgánica de Régimen Municipal de 1989, a establecer como prioridad la creación o reafirmación de los símbolos municipales, que permitieran  identificarlo dentro del contexto regional, nacional e internacional.

En el caso del municipio Alberto Adriani, su primer símbolo municipal data del 12 de febrero de 1.966, cuando fue presentado con motivo de la elevación a Distrito del  municipio Alberto Adriani. Su autor Don Marciano Uzcátegui Urdaneta, eminente merideño, nacido en El Molino en 1921 y fallecido en Tabay en 1993, experto en Heráldica, “…quien fuera militar, diplomático, concejal, parlamentario, miembro de la Sociedad de la Heráldica (Quintero: 2005:p.5b).

Su segundo símbolo, el himno del municipio, fue decretado como símbolo oficial del municipio por el Concejo Municipal  el 27 de Noviembre de 1.996, luego de un concurso convocado para tal fin y cuyo ganador fue Dr. Ananías Márquez, autor de  la letra y la música. Este símbolo fue presentado oficialmente el 14 de junio de 1.997. El himno de El Vigía es un canto a la localidad, que queda expresado en su coro “por la tierra pedazo de patria / la que tanto debemos amar / elevemos un canto glorioso / que se sienta en el viento vibrar”.

Bandera del Municipio Alberto Adriani del Estado Mérida

Bandera del Municipio Alberto Adriani del Estado Mérida

En lo que respecta a la Bandera del municipio, esta fue decretada como símbolo municipal el 22 de mayo de 1.997, a raíz de la presentación de una propuesta presentada a la Cámara Municipal, por el Licenciado Eudes Blanco, quien fue comisionado por el entonces Alcalde del municipio geógrafo Abelardo Pernía, para tal fin (13 de Mayo de 1997).

Se fundamento el licenciado Eudes Blanco al presentar  el diseño del referido símbolo en la existencia de un estandarte creado a través del decreto Nº 24 con fecha del 28 de julio de 1991, promulgado por el entonces alcalde señor Orosmán Rojas,  durante la apertura de la celebración del llamado  “Centenario de El Vigía”, el cual  fue presentado el 28 de junio de 1.992, fecha central de este evento.

El basamento histórico de tomar como punto de partida la existencia de este estandarte, para la elaboración de la Bandera la sustento Blanco (1997) de la manera siguiente: “El  Estandarte de la Ciudad de El Vigía, desde su creación el 28 de julio de 1991, hasta la actualidad, ha sido un exponente representativo de nuestra Identidad, como símbolo, adquiriendo con el transcurrir del tiempo valor histórico, cultural e institucional”.

En cuanto a la sustentación legal, el estandarte no tenía la misma consistencia histórica, dado que el decreto Número 24 emanado del despacho del Alcalde Orosmán Rojas el 28 de julio de 1991 y publicado en la Gaceta Oficial Nº 04 de julio-agosto del referido año, cuando se decreta la creación del Estandarte, hay incoherencias, ya que si bien el artículo 5 del decreto expresa la composición de éste en cinco franjas al detallarse solo se describen tres, lo que indica que hay un error por omisión en el texto.

La bandera  propuesta,  aceptada y aprobada por la Cámara Municipal  el 22 de mayo de 1997, queda descrita en la propuesta de la siguiente manera: La bandera cuyo largo debe ser el doble de su ancho se compondrá de cinco franjas (rectángulos) horizontales (dos anchos y tres angostos), una estrella clásica de cinco puntas y el escudo del municipio.

Los rectángulos superior e inferior son de color azul marino, y ocupa cada uno,  un tercio (1/3) de la proporción de la bandera, en la izquierda de la franja superior, adherida al asta de la bandera se incorpora el escudo del municipio; los dos rectángulos intermedios son de color rojo rubí y cubre cada uno, un noveno (1/9)  de la proporción de la bandera; el rectángulo central de color verde, cubre igual proporción, es decir, un noveno (1/9) de la proporción de la bandera; lleva en su centro  una estrella clásica de cinco puntas de color blanco, que cubre la franja central y las dos intermedias. Sus medidas son a la escala de un cuadrado y medio.

Los rectángulos superior e inferior de color azul marino simboliza la Libertad y representan el cielo soberano y la abundancia de agua a través de los ríos Chama, Onia  y Mucujepe, así como de sus innumerables caños, quebradas y demás fuentes de agua.

Los rectángulos intermedios de color rubí, simbolizan la valentía, el honor e intrepidez de los habitantes, expresada en el proceso colonizador de una tierra inhóspita e insalubre, pero transformada por el empeño creador en fuente de promisión y de riqueza; representa a su vez la grandeza y fortaleza del municipio.

El rectángulo de color verde simboliza la justicia y la esperanza y representa la diversidad de la vegetación del municipio, su riqueza agrícola y pecuaria.

La estrella blanca de cinco puntas que cubre la franja central y las dos  intermedias, simboliza la igualdad e históricamente representa la sexta estrella blanca del pabellón nacional con la incorporación del territorio merideño a la gesta emancipadora iniciada el 19 de abril de 1.810, al  declararse la provincia de Mérida independiente del imperio español el 16 de septiembre del referido año.

El escudo del  Municipio adherido a la izquierda del rectángulo superior, cercano al asta de la bandera es un símbolo a la fecundidad de la tierra, un canto a la laboriosidad de sus hombres y mujeres y la fortaleza de un vigía permanente y trascendente en el tiempo.

Con la creación de la bandera del municipio, el mismo cuenta con sus tres símbolos de identificación, que vienen a fortalecer si Identidad local, la cual para el caso específico, debe ser considerada como muy variada y heterogénea, producto de la diversidad de grupos culturales, que han  colonizado a la región,  de que ahí que la presencia de los símbolos, es un mecanismo de ir generando elementos de identidad que faciliten la integración del municipio y que al fusionarse a los aportes culturales, de los diversos  grupos humanos provenientes de diversas regiones de  país y del extranjero, permitan construir una Identidad propia de la localidad, que aún estando geográficamente asentada territorial, política y administrativamente en el estado Mérida, difiere del resto del estado, sin que ello signifique una separación o disociación del sentimiento y expresión de la cultura tradicionalmente merideña, pero que requiere sí de ser diferenciada y reconocida.

Diario El Vigía. Año 2 N° 933. El Vigía,  domingo 18 de mayo de 2008. Especial. P. 4

About these ads

Acerca de Julio Alexander

Educador y Promotor Comunitario. Aficionado a la literatura, enamorado de Venezuela, con experiencia de trabajo y desarrollo de proyectos en comunidades populares, amante de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en El Vigía, Mérida, Venezuela y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s