La nueva Ley Orgánica de Educación buscará fortalecer una estructura de control social y político desde las escuelas.

Por MOVIMIENTO DE EDUCADORES SIMÓN RODRÍGUEZ

QuijoteAprobada la Ley de educación, se inició una nueva etapa que toda la sociedad, sus organizaciones políticas y gremiales, sus educadores, movimiento universitario, estudiantes, padres y representantes debemos atender con mayor organización, debate, y movilización, cuerpo a cuerpo, palmo a palmo para enfrentar esta ley interventora y despótica en aras de construir una nueva y contundente mayoría que configure una nueva situación política para el país.

Las reacciones de impotencia, molestia y desesperación, debemos canalizarlas adecuando la lucha y organización con base a la real situación del movimiento popular y a las nuevas circunstancias creadas por la entrada en vigencia de ese nuevo marco jurídico, dado el proceso que ha de vivirse por la aplicación de dicha Ley de Educación. Esto es, no adelantarse pero tampoco atrasarse al movimiento. El momento nos exige a los líderes políticos, sociales y gremiales mucha madurez y espíritu unitario en la conducción de esta situación educativa planteada.

Para El Movimiento de Educadores Simón Rodríguez el objetivo que busca el gobierno nacional con la nueva Ley Orgánica de Educación es la construcción de una estructura de control social y político de todo el aparato educativo del Estado con fines electorales que le garanticen al presidente Chávez su continuidad a perpetuidad en el poder. La idea es vincular las formas de organización que aparecen en la nueva ley a las mesas electorales en los venideros procesos electorales. Tanto los Consejos Escolares, Consejos Estudiantiles y las Misiones implementadas en las escuelas antes de la aprobación y promulgación de la ley; le darán el rango jurídico en la misma. Recordemos que todas estas instancias se convirtieron por la vía del hecho en apéndices del gobierno.

De allí el empeño de quitarle y disminuir la autoridad de los Directores, Educadores y Comunidad Educativa en las escuelas y liceos para trasladárselo a las organizaciones y colectivos sociales del partido de gobierno disfrazados de poder popular.

Por ello el interés de acabar con la carrera docente y la estabilidad laboral cuando en la nueva Ley se eliminan los Concursos públicos para ingresar y ascender para dar paso a un mecanismo populista y demagógico de elección y revocatorio de estos cargos en asambleas tumultuarias controladas por estos órganos y que buscan seleccionar docentes comprometidos con el régimen.

La autonomía universitaria y la Libertad de Cátedra se verán limitadas y no escaparán a este objetivo cuando en el articulado se plantea el voto igualitario para elegir a las autoridades rectorales y la obligación de adaptar las carreras y plan de estudios a la doctrina filosófica, planes y políticas educativas del gobierno.

La Ley de Educación aprobada en el día de ayer por el presidente de la república no va a resolver la exclusión del aparato escolar de más de 3 millones de niños y jóvenes que existen actualmente y los recursos anunciados para construir 429 escuelas y liceos serán insuficientes porque se necesitan más de 2500 planteles para cubrir toda la demanda escolar. La nueva ley no atenderá la gratuidad de la enseñanza mientras el gobierno no dote de uniformes, textos, útiles, transporte y alimentación totalmente gratuitos a toda la población escolar.

Como tampoco va a mejorar la estructura física deteriorada de miles de instituciones educativas. Pero menos aún dignificará las condiciones laborales y socio-económicas de los educadores quienes continúan devengando salarios de hambre.

Para ello no se necesita una nueva ley, lo que se necesita es verdadera voluntad y compromiso político con los más necesitados y pobres de la patria

Por todo lo antes dicho llamamos a derrotar los contenidos y postulados de la nueva Ley de Educación que menoscaben y violen los principios y garantías democráticas presentes en la Constitución Nacional, así como los derechos legales adquiridos por el magisterio, los estudiantes, los universitarios, padres y representantes.

Apelamos y confiamos en la fibra democrática de nuestros educadores en la seguridad de que continuarán sembrando valores y principios de libertad, democracia, solidaridad, compañerismo, convivencia, paz y honestidad. Esta nueva ley no va a impedir que los maestros creen conciencia crítica, ciudadana y democrática.

Llamamos a los Padres y Representantes para que acompañen a sus hijos en el proceso de enseñanza aprendizaje en estrecha colaboración con sus docentes y a exigir docentes y procesos educativos de alta calidad y a que rechacen la piratería e improvisación académica.

Exhortamos a la Universidad Pedagógica Experimental Libertador y Escuelas de Educación de las Universidades a que abran sus puertas para el debate educativo con las comunidades, estudiantes y profesores en la idea de construir un proyecto de educación democrático, científico y popular y la formación de un docente crítico, humanista y democrático.

Consideraciones políticas que son necesarias tenerlas en cuenta:

A raíz del desarrollo de esta lucha, y aprobada la Ley, han surgido algunas contradicciones que debemos atender con la mayor firmeza pero sin caer en posiciones inconvenientes. Varios de los factores de la unidad de los partido, se han lanzado en una ofensiva que refleja mucha inmadurez, expresando posiciones desesperadas que los han llevado al desarrollo de una política errónea expresada en tres elementos: a.- el desacato de la Ley; b.- referendo abrogatorio y c.- un plan de luchas que no contempla la situación del movimiento. En este sentido, somos de la idea de la necesidad de adelantar el debate sin descuidar que lo fundamental radica en la capacidad de conducción, de dirección política del movimiento. Esto significa no dejarse arrastrar por factores que vienen asumiendo posiciones extremistas desde el espectro político nacional, tratando de orientarlos en función de ubicar la necesidad de no adelantarse al movimiento, pero tampoco atrasarse. La situación política, así como las demandas del pueblo venezolano, exigen de mucha madurez de parte de la dirección del movimiento, a eso debemos apuntar a la hora de enfrentar esta situación en la educación.

DIRECCIÓN NACIONAL DEL MOVIMIENTO DE EDUCADORES SIMÓN RODRÍGUEZ

www.moveducsimonrodriguez.blogspot.com

moveducsimonrodriguez@gmail.com

 

Anuncios

Acerca de Julio Alexander

Educador y Promotor Comunitario. Aficionado a la literatura, enamorado de Venezuela, con experiencia de trabajo y desarrollo de proyectos en comunidades populares, amante de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Educación y Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s