4 factores para la comprensión de la violencia merideña

4 factores para la comprensión de la violencia merideña

Por Julio Alexander Parra Maldonado

   En Mérida la muerte de dos jóvenes el lunes 25 de Enero, es el colofón al incremento de la violencia social, de manera exponencial y reflejo de la situación socio política de Venezuela. Esto no es circunstancial ni responde a causas puntuales, sino un proceso de deterioro institucional del Estado. No se trata de señalar culpables, sino de encontrar alternativas y soluciones.

Nota violencia IMG_0814   Primer factor. Se están promoviendo grupos armados con fines políticos, conocidos y protegidos por autoridades regionales y nacionales. La permisividad, apoyo, amparo e impunidad a sus acciones estimula su actuación pública y han salido de espacios sociales limitados en el pasado a tener presencia en la sociedad en general. Se ven hasta interesantes, logrando atraer jóvenes a su organización. Ofrecen asistencia, protección y hasta proyección política, en un claro proselitismo, pero armado. Este limbo entre la legalidad y clandestinidad le vinculan a delitos comunes que se pretenden confundir con sus acciones políticas. Robos, hurtos, agresiones y drogas, se entremezclan con acciones de banda armada “política”. Esto genera violencia.

Nota violencia IMG_0813    Segundo factor. La acción represiva de cuerpos policiales oficiales contra manifestaciones de civiles (trabajadores, amas de casa, estudiantes, jóvenes, con presencia de infantes) en zonas residenciales y comunidades populares urbanas, ha sido desmedida y en vez de apaciguar la violencia la incita al generar corajes y sentimientos en estas personas, en una situación ya de por sí exaltada. Este “trato represivo”, diferenciado al que se le da a grupos “políticos” afines, es un factor que genera más violencia.

Nota violencia IMG_0812   Tercer factor. Los espacios públicos empiezan a ser “solo” para los ciudadanos con una opinión análoga a la de los factores en el gobierno, y con este poder político “mal utilizado” disminuyen la posibilidad de opiniones, reclamos, críticas, protestas y la disidencia en un marco legal, empujando la disconformidad hacia expresiones violentas. En una sociedad siempre hay descontentos, la diferencia está en tratar de dirimir los desacuerdos por vías no violentas, o de fomentar el enfrentamiento violento. Este es un reto principal en la democracia moderna: la aceptación de que somos diferentes, pero debemos ser iguales en el trato dado por las instituciones estatales, iguales en deberes y derechos. Las discriminaciones originan injusticias, y estas llevan a la violencia.

Nota violencia IMG_0810    Cuarto factor. Se carece de una política educativa que promueva tolerancia, cultura de paz, solidaridad, entendimiento y resolución no violenta de los conflictos. Como una política efectiva debe ser permanente y coherente, una verdadera práctica pedagógica y andragógica. Acá es importante el papel del sistema educativo formal, la actuación del alto gobierno, de representantes políticos y el mensaje que se difunde por los medios de comunicación. No se trata de eliminar de palabra la violencia, se trata de abordarla con una visión integral, una visión respetuosa de los derechos humanos. No podemos seguir enseñando a nuestros estudiantes que a violencia es “buena” o “mala” dependiendo si nos conviene o no; y menos si es violencia política.

La ira, la venganza y la rabia son malas consejeras cuando se quiere construir una sociedad progresista. La violencia debe ser rechazada venga de donde venga. Esta es una visión ciudadana, no de especialista, no de político, y que solo quiere promover la discusión democrática.

Para quienes estén interesados en conocer más sobre lo que está sucediendo en Mérida le invito a leer “Mérida es un candelero” crónica de Adelfo Solarte y el reporte de Noticias 24 del 26/01/2010. Para revisar imágenes sobre estos sucesos hay un muy buen trabajo ciudadano de Guillermo Casanova, con comentarios, que recomiendo. También es posible revisar la prensa merideña.

@jalexp1

 

Acerca de Julio Alexander

Educador y Promotor Comunitario. Aficionado a la literatura, enamorado de Venezuela, con experiencia de trabajo y desarrollo de proyectos en comunidades populares, amante de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a 4 factores para la comprensión de la violencia merideña

  1. Pingback: ¿Como funcionan las bandas armadas del mal gobierno? #SOSVenezuela | Desde Mérida…

  2. JAPM dijo:

    Mi estimado amigo, tiene usted razón en señalar este factor. En realidad el escrito no es un análisis completo, ni pretendida serlo. Sin embargo puedo sugerir que las fallas diarias en los servicios, son algo puntual de los últimos meses, y se le suman a las razones, que siempre sobran, para protestar. Pero, ¿son causales de la violencia? que era la pregunta que estaba intentando responder. Gracias por tu observación.

    Me gusta

  3. raf dijo:

    Bueno, quizás faltó el factor más importante en el análisis, los cortes por horas de electricidad, los apagones, etc. La gente se cansó y salió a la calle a protestar.

    Me gusta

  4. JAPM dijo:

    La intención particular de este escrito no es solucionar, por ahora, es llamar la atención sobre la situación, señalar que se miran las consecuencias con interés político y que aún seguirán existiendo causas o factores que generan violencia. Las soluciones, o alternativas, deben ser construidas entre todos en Mérida y el país.

    Me gusta

  5. Oscar dijo:

    Un articulo muy acertado pero, soluciones???

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s