El poder de la gente en las redes sociales: El caso de Egipto 2.0



En la tarde del viernes, Wael Ghonim, el ejecutivo de Google que se ha convertido en la cara de la llamada Revolución 2.0 en Egipto, escribió en Twitter que, finalmente, ya era hora de dimitir para el presidente Hosni Mubarak. Unas horas más tarde, tras tan sólo 18 días de protestas, Mubarak, en el poder del país más grande en el mundo árabe durante tres décadas, ha hecho precisamente eso. ”Bienvenido de nuevo Egipto”, publicaba el Sr. Ghonim en Twitter poco después de que la noticia fuera anunciada, mientras en las calles de El Cairo estallaban los festejos.

Las redes sociales, especialmente Facebook y Twitter, se han convertido en herramientas de la oposición en las insurrecciones contra los regímenes atrincherados en el poder, acostumbrados a controlar con su “mano de hierro” lo que los ciudadanos saben a través del periódico y la televisión.

Pero en la mayoría de los levantamientos, desde Irán en 2009 a Myanmar en 2007, los regímenes fueron capaces de aplastar a la oposición, en algunos casos por la cooptación de las nuevas tecnologías y su uso como una forma de controlar e identificar a los disidentes.

Esta vez, no fue así. El Sr. Ghonim fue detenido por la policía de seguridad y estuvo arrestado durante 12 días probablemente por sus actividades Facebook, pero no fue suficiente para detener la ola de la revolución de Egipto.

El uso de la tecnología en las agitaciones políticas no es nuevo. El fax ha jugado un rol crítico en 1989 en la difusión de información entre los disidentes durante la caída del bloque soviético. Los organizadores de la Revolución Iraní de 1979 se inspiraron en gran medida en las cintas de cassettes de contrabando con discursos de los líderes de la oposición.

Facebook y Twitter son las herramientas más recientes, aunque exponencialmente más poderosas que cualquier otra utilizada antes.

Lo sucedido en Egipto podría soplar vientos de cambio en el resto del mundo árabe. Turquía, Yemen y otros países cercanos recientemente han llevado a cabo manifestaciones que simpatizan con la rebelión de Egipto, sin duda beneficiada por los medios de comunicación social.
El régimen del presidente Hosni Mubarak no era ciego al poder de los nuevos medios. Era tan consciente de ellos, de hecho, que dio el paso muy inusual de cerrar Internet durante cinco días, a partir de la medianoche del 27 de enero.

Sin embargo, para entonces, el poder de la organización de los medios de comunicación social ya se había desatado: la revolución estaba en marcha.

Fuente: WJS. Leer el artículo completo en esta página.

El mundo cambia, y cada vez más se aleja del control de pocas personas, aún con mucho poder, para acercarse a las mayorías con sed de justicia y participación. @jalexp1

Anuncios

Acerca de Julio Alexander

Educador y Promotor Comunitario. Aficionado a la literatura, enamorado de Venezuela, con experiencia de trabajo y desarrollo de proyectos en comunidades populares, amante de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, Noticias y política y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El poder de la gente en las redes sociales: El caso de Egipto 2.0

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  2. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s