Derrame petrolero en Monagas recuerda al “Nissos Amorgos”, 15 años después

Derrame petrolero en Monagas recuerda al “Nissos Amorgos”, 15 años después

NOTIZULIA SÁBADO 11 DE FEBRERO DE 2012  JAIRO MÁRQUEZ

La naturaleza nos provee de ricas fuentes de agua dulce, algunas de las cuales poseen petróleo en sus profundidades o adyacencias. El interés del hombre por comercializar el “oro negro”, muy superior al de la conservación de nuestro ambiente, produce tragedias como la registrada actualmente en el río Guarapiche del estado Monagas. También nos refresca la herida aún no cicatrizada del “Nissos Amorgos”, el tanquero que vertió más de 25 mil barriles al Lago de Maracaibo hace ya 15 años.

El 28 de febrero de 1997, la gigantesca embarcación de bandera griega encalló en el canal de navegación de nuestro principal reservorio lacustre, contaminando la costa noroeste de la Isla de San Carlos y el balneario de Caimare Chico, entre otras zonas del litoral guajiro. Cinco años después de la tragedia, se determinó que murieron 7.580.000 macroinvertebrados, eliminándose así a por lo menos 28 especies en Caño Sagua y otras 23 en Caimare Chico. “Las almejas comerciales, Tivela Mactroides (guacuco) y Donax Striatus (chipichipi), totalizaron casi cinco millones, representando el 64 por ciento de la macrofauna béntica aniquilada. Los daños ecológicos fueron incalculables. Hasta la fecha, el monitoreo de las playas afectadas revela que, cinco años después, sólo han regresado a las playas afectadas cerca del 40 por ciento de las especies que originalmente allí se encontraban”, señala un estudio de laFacultad de Ciencias de LUZ publicado en el 2002. Según la misma investigación, para esta fecha debería haber recuperado sus condiciones originales la fauna macrobéntica afectada en aquel entonces, sin embargo, los derrames de petróleo han continuado con suma frecuencia en el lago, producto de los miles de kilómetros de tuberías instalados en sus profundidades y de pequeños y medianos accidentes que la industria petrolera tilda de “normal”.

Indemnización inútil

Los zulianos, por fortuna, no dependemos hoy del Lago de Maracaibo para abastecernos de agua potable –como en otrora-; ello marca una importante diferencia con la tragedia en el río Guarapiche, pues se estima que los monaguenses estarán un mes sin poder surtirse de él. La mancha de crudo en el Guarapiche debe asemejarse a la sombra negra que deja la politiquería de oficio cuando se abordan problemas de tal magnitud.

“Se le ha querido dar un tinte político a todo este asunto, lo cual es muy triste. Hay que darle seriedad. Esperamos que la industria petrolera coloque a disposición todos los recursos necesarios para hacer una investigación a fondo”, señala Elio Ríos, vicepresidente de Naturazul. El ambientalista lamenta, sin embargo, que las sanciones previstas en la legislación ambiental vigente consistan en simples indemnizaciones monetarias. En el caso del Nissos Amorgos, el Tribunal Octavo del estado Zulia falló en el 2010 a favor de la demanda civil impuesta por el Ministerio Público –con una demora de más de una década-, lo cual condenaba al capitán, Konstadinos Nikolaos Spiropulos, a la empresa propietaria (Nissos Amorgos y Naftiki Eteria) y a la aseguradora (Assurance Foreningen Gard) al pago de 29 millones 220 mil 619 bolívares fuertes con 74 céntimos al Estado Venezolano “por concepto de los daños materiales”. Ello totaliza unos 6,75 millones de dólares. “Esa cantidad de dinero es una tontería comparada con el daño ecológico que se le causó al Lago”, sentencia Ríos.“Y si el pago ya se hizo, no ha redundado en beneficio del Lago. Los responsables debieron ser obligados a emprender un plan de educación ambiental para minimizar el riesgo de que ocurriera otro accidente así”.

Lo del Nissos Amorgos, sin embargo, no se trató de simple falta de conciencia. Según el representante de Naturazul, el tanquero venía sobrecargado, situación que fue ignorada pues había complicidad interna dentro de la industria petrolera. Lo peor, añade, es que parte del petróleo que quedó dentro de la embarcación fue trasegado, a fin de facilitar las labores de reflotación.

“Todos los buques cargueros deberán poseer doble casco para entrar al Golfo de Venezuela a cargar petróleo a partir del 16 de abril de 1997”, informó en aquel entonces la presidenta de la Comisión de Ambiente del Senado de la República, Lucía Antillano, con base en la decisión del juez 7 de Primera Instancia en lo Penal y Salvaguarda con injerencia en materia ambiental, Ricardo Colmenares. Más allá de que tal disposición se esté cumpliendo o no, los ambientalistas evocarán este 28 de febrero aquella tristeza de hace 15 años, pues el Lago, como dice la escultora Lía Bermúdez, es“un depósito de basura”.

Redactor: Jairo Márquez Lugo jairomarquezlugo@hotmail.com / @jmarquezlugo

Fuentes:

Diccionario General del Zulia Diario

El Universal

http://www.notizulia.net/especiales/307-reportajes-especiales/24313-derrame-petrolero-en-monagas-recuerda-al-nissos-amorgos-15-anos-despues.html

Derrame petrolero en el Río Guarapiche. estado Monagas, Venezuela

Derrame petrolero en el Río Guarapiche. Estado Monagas, Venezuela. Febrero de 2012.

Acerca de Julio Alexander

Educador y Promotor Comunitario. Aficionado a la literatura, enamorado de Venezuela, con experiencia de trabajo y desarrollo de proyectos en comunidades populares, amante de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Ambiente y desarrollo, Educaciòn ambiental, Venezuela y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s