Doña Celsa Ismelda Romero de Del Mar

Doña Celsa

Por Eudes José Blanco Prieto*

Celsa Ismelda Romero Angulo del De Mar
Celsa Ismelda Romero Angulo del De Mar (Cortesía CIHSMAA)

El título de la columna de hoy era la manera sencilla y respetuosa de dirigirse a una mujer de baja estatura, pero de un espíritu y un corazón descomunal como lo fue Celsa Ismelda Romero Angulo del De Mar: “La maestra buena”, personaje del municipio Alberto Adriani, quien el próximo miércoles cumpliría ochenta años de su nacimiento.

Nació en Tononó, estado Táchira, el 6 de abril de 1931. Sus estudios primarios fueron realizados en el Colegio Luisa Cáceres de Arismendi de la población de Táriba y en el grupo Bustamante en San Cristóbal. Se graduó de maestra normalista en el Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio del estado Táchira. Realizó el curso de directora en la misma institución, pero en la sede de los Dos Caminos de Caracas. Hizo el curso de instructor técnico de evaluación de personal en el Centro Interamericano de Educación Rural Gervasio Rubio, en la población de Rubio. Otros cursos de los que alcanzó acreditación fueron: avicultura, contabilidad general, bibliotecaria, administración escolar, administración aduanera, periodismo escolar, matemática actualizada, planeamiento y evaluación, operadora de estaciones de radio para aficionados clase B, cerámica y pintura.

Su primera experiencia docente se produce en su estado natal: a los dieciséis años (1947), obtuvo el primer nombramiento para la Escuela Estadal N° 157 de Las Minas hasta 1957. Laboró posteriormente en la escuela N° 86, en Terituana de Palmira, Colegio Coromoto, en San Cristóbal; Grupo Dr. Antonio Rómulo Costa, en la Fría. En 1958 es trasladada a la Escuela Nacional Paraguaipoa en Santa Bárbara y posteriormente a Los Cañitos del estado Zulia. El 1 de octubre de 1968 llegó como Directora al Grupo Escolar Tovar de El Vigía, hasta su jubilación.

Fue una docente muy preocupada por la educación, organizó en el Grupo Tovar los días sábados una actividad parecida a la actual libre escolaridad, en la que se les dictaba clase a maestros del campo, a secretarias de la comunidad o a cualquier persona interesada en estudiar. En contrapartida, le prometió a los maestros normalistas que dictaban las clases en esta modalidad, gestionarles a través del Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio la continuación de sus estudios como profesores, situación que cumplió, y que en la actualidad reconoce uno de los beneficiados: el profesor Delibrando Varela.

Después de su jubilación se incorporó activamente al desaparecido Ateneo Alberto Adriani, desarrollando una interesante tarea como dirigente cultural y apoyando actividades deportivas. Cerró su labor educativa con broche de oro, al liderar junto a otros docentes el movimiento que dio como fruto la creación en 1992, de una nueva institución escolar para el municipio Alberto Adriani, como lo es la Unidad Educativa Santiago de Onia, adscrita al movimiento de educación popular Fe y Alegría. Fallece en El Vigía el 29 de junio de 1995.

Sin lugar a dudas que fue una maestra líder dentro del Magisterio, siempre sintió preocupación por el surgimiento del gremio, para ello recurría hasta sus propios medios, hacia las cosas con tanta vehemencia, que influía en el personal a su cargo y en las personas a las que llevaba su mensaje.

Adjudicaba su liderazgo a dos factores, el primero, que llevaba la educación en sus venas, de ahí que aún después de jubilada, continuó educando porque para ella la vocación no se pierde por dicha condición; y el segundo, porque creía que la profesión de maestro se construía, a diferencia de ahora, en el proceso formativo y en la praxis.

* Director General del Centro de Investigaciones Históricas y Sociales del municipio Alberto Adriani
Disponible en:
http://diariodelosandes.com/content/view/150750/105919/
Publicado en Diario de Los Andes el 04 de abril de 2011
 
 

Acerca de Julio Alexander

Educador y Promotor Comunitario. Aficionado a la literatura, enamorado de Venezuela, con experiencia de trabajo y desarrollo de proyectos en comunidades populares, amante de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Educación, El Vigía, Mérida, Venezuela y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s