Arepa: venezolana a carta cabal

Por Julio Alexander Parra Maldonado

La arepa es plato típico de toda Venezuela, se consume en todas las regiones del país y hay tantas formas de prepararla como pretensiones gastronómicas regionales. En todo el país se prepara la tradicional de maíz refinado precocido, pero las hay de maíz pelado, de coco, de queso, de chicharrón, de harina de trigo, con plátano y de yuca. También la forma de prepararla es variadísima y hay para todos los gustos: asadas, horneadas, fritas, saladas y dulces. En Venezuela la arepa como alimento propio solo es comparable con la Hallaca o con el Pabellón Criollo. Es de las cosas más venezolanas que hay. Tanto decimos que todo venezolano nace con una arepa bajo el brazo.

arepa

El origen de la arepa es indígena, se remonta a tiempos precolombinos (antes de la llegada de los europeos); se dice que su forma era dedicada a la luna o quizás el mismo sol. Por supuesto con el paso del tiempo ha incorporado ingredientes y técnicas europeas y africanas, en esencia es el plato venezolano por excelencia. Es un plato típico para el desayuno y la cena, pero en muchas familias también se consumen como acompañante de en el almuerzo. La familia completa disfruta este plato. No hay limitaciones más allá de dietas o alguna prohibición médica.

La más tradicional es con harina de maíz, amasándola hasta que tenga una consistencia media que soporte la forma redonda. A una taza de harina se le agrega media cucharadita de sal, taza y media de agua agregada lentamente, y unas gotas de aceite de maíz, amasando todos sus ingredientes. A esta masa también se puede agregar por separado chicharrón de cochino, zanahoria rallada, coco, yuca, panela o papelón, queso, azúcar, algún cereal o vegetal para “enriquecerla”; esto le da un sabor agregado favoreciendo su diversidad. Se colocan en el budare y tras diez minutos a comer. También se hacen las arepas de harina de trigo, propias de la región andina venezolana, amasándola con huevos, agua y con queso blanco rallado de relleno. El tamaño y el grosor depende de los gustos del cocinero o los comensales.

La arepa se come sola de acompañante del plato principal; también se prepara rellena, con el “pasajero” como le decimos en Los Andes. El relleno es tan variado como la creatividad nos lleve. La tradicional rellena con queso y mantequilla, con jamón y queso, con “Perico”, que es un revoltillo de cebolla, tomate, huevos y sal. En la región central destaca la “Reina Pepiada” rellena con ensalada de gallina y aguacate. Otros rellenos destacados son: carne mechada, queso amarillo, atún, cazón, pollo, pernil, caraotas negras, chicharrón, hígado, mollejitas, lengua. También tenemos exquisitas como las de mariscos, huevos de codorniz o salchichón.

La bebida para acompañar la arepa depende del comensal y la ocasión, en casa al desayuno y cena puede ir con café, guarapo o alguna bebida láctea. Se puede acompañar con jugo de frutas: naranja, mora, fresa, melón, lechoza, limón, mango, en fin cuestión de gustos. También los parranderos acostumbran comerla al final de la “rumba” o fiesta, acompañándola con el licor de la noche, o algún refresco gaseoso.

La arepa no discrimina clases sociales, en todas las familias siempre tiene sus comensales. Tanto que hay en la calle “areperas” populares con precios solidarios, tanto como “areperas” con muy buenos servicios tipo restaurante, en donde la diferencia entre unos y otros es el precio que se quiera pagar por comerlas.

La arepa también se come en el oriente de Colombia, que comparte con el llano venezolano muchas costumbres. Donde va un venezolano lleva consigo la arepa. Hoy en día se consiguen “areperas” en diversos puntos del planeta, donde se exporta este plato venezolanísimo, del budare (plato metálico donde se prepara la arepa) a su boca.

En Mérida, como en toda Venezuela, consigues comer arepas en cualquier lugar: plazas, a las afueras de la discoteca, en las paradas de los buses, cafetines, kioscos, hasta en las cadenas de comida rápida trasnacionales las venden. Hay areperas “24 horas” o que venden día y noche, y están los vendedores ambulantes. Una recomendación especial es el Mercado de las Arepas o “La Calle del Hambre” junto al Mercado Periférico, de todo tipo, tamaño, sabor y precio. Son una decena de areperas que trabajan desde la mañana hasta la madrugada. Hoy en día consigues arepas desde 15 Bs hasta de más de 50 Bs, depende del tamaño, relleno y lugar donde comas.

Aquí está la versión de “La Arepa” de una orquesta representativa del gentilicio venezolano la “Billo’s Caracas Boys”

Video de un cocinero venezolano sobre cómo preparar la arepa:

Anuncios

Acerca de Julio Alexander

Educador y Promotor Comunitario. Aficionado a la literatura, enamorado de Venezuela, con experiencia de trabajo y desarrollo de proyectos en comunidades populares, amante de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en Venezuela y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s