16 cualidades de los buenos profesores y las buenas profesoras #Educación

Hoy en día es necesario estar en permanente revisión de nuestras cualidades como educadores, hoy les comparto esta lectura que encontré para que miremos la estela que nos envuelve como docentes.
Saludos;
Julio Alexander Parra @Jalexp1
_________________________________________
Los/as buenos/as docentes son poco frecuentes y sus cualidades son sutiles, pero Doug Eikermann nos cuenta, en SlingingTheBull, 16 cualidades que parece que todos y todas tienen en común.
1. Conocen la materia
Si no lo sabes, no lo puedes enseñar. No necesitas un doctorado, pero sí unos importantes conocimientos de tu asignatura; no obstante, deberías continuar la formación en tu materia a lo largo de tu vida… [el doctorado no está de más]
2. Pacientes
No se espera que tu paciencia sea infinita hacia una falta absoluta de disciplina, indolencia, inmadurez o interrupciones y molestias en tu trabajo y en el de los/as estudiantes, pero la paciencia es algo que éstos/as están aprendiendo, es parte de la profesión docente y tú debes dar ejemplo.
3, Intelectualmente curiosos/as
Tu curiosidad intelectual, precisamente, es la que te mantiene al corriente de los cambios en tu especialidad y permanentemente actualizada/o
4. Tienen confianza en sí mismas/os
Y en sus habilidades para detectar en qué punto del proceso de aprendizaje están los/as estudiantes, para presentar el material con un orden lógico y gradual, etc.
5. Compasivos
Son capaces de trabajar con alumnado heterogéneo, con diferentes ritmos de aprendizaje, con diferentes niveles de conocimientos… independientemente de que, cada año, tú seas mayor que el anterior y tus alumnas y alumnos tengan la misma edad de siempre (como decía en alguna ocasión un profesor universitario)
6. Logro
Los y las docentes excelentes tienen claras las ideas sobre lo que esperan de los/as estudiantes, sobre las metas propias, de la institución y del alumnado, y el camino que han de seguir para conseguir sus objetivos.
7. Buenos/as planificadores/as
Tienen planes y se atienen a ellos, más allá de la rigidez del currículum y de la Programación Didáctica. Saben detectar cuándo los/as estudiantes van a necesitar más tiempo para comprender una idea o una unidad didáctica y están dispuestos a ser flexibles sin romper el plan inicial
8. Concienciados/as
Sobre lo que sucede en sus aulas, sobre lo que sucede en el pasillo, el la clase de al lado, en el claustro y en el Ministerio.
9. Tutoras/es
Y, también, mentores/as: con deseo de influir positivamente en el alumnado y motivar a los/as estudiantes (incluso, desde el principio de su carrera profesional)
10. Maduros/as
Los/as estudiantes tienen vida más allá del aula, y experimentan problemas personales y altibajos emocionales (especialmente, en la adolescencia). Los/as docentes pueden percibir esos cambios y responder adecuadamente a ellos, siendo los pilares que les alienten a crecer ante la adversidad y mantener su desarrollo académico.
11. Participativas/os
Mantienen buenas relaciones con la comunidad educativa, incluídas, por supuesto, las familias, la administración y el resto del profesorado.
12. Organizados/as
Gestionan estudiantes absolutamente diversos, con muchos tipos de personalidad, multitud de unidades didácticas, materias y cursos… La organización redunda en algo muy benefioso para los/as estudiantes: el orden en las presentaciones y exposiciones de los/as docentes.
13. Tienen visión
No consideran la Educación como algo reducido a transmitir, únicamente, información al alumnado: ofrecen material interesante, útil y múltiples visiones, en las que se incluyen las metas y las aplicaciones prácticas
14. Contextualizan
Cada tema tienen un contexto y se lo proporcionan a los alumnos y alumnas. No se aprende en el vacío: muestran los conocimientos previos necesarios y cómo se puede conducir al desarrollo de otros conocimientos, habilidades y competencias futuras.
15. Consideran la enseñanza como una “misión”
Comunican al alumnado y a la comunidad educativa, con sus actos, la satisfacción que les produce la elección que han hecho: dedicarse a la educación como su misión en la vida, como su meta de realización personal.
16. Entusiastas
Nunca pierden el entusiasmo por la labor docente; sí es posible que, temporalmente, sea vean agobiadas/os o saturados/as por problemas administrativos u otras cuestiones aisladas, pero su compromiso fundamental con la Educación y el trabajo constante pesan más… Y los/as estudiantes lo notan
Tomado con fines educativos de: Escuela20.com
IMG_0642

Acerca de Julio Alexander

Educador y Promotor Comunitario. Aficionado a la literatura, enamorado de Venezuela, con experiencia de trabajo y desarrollo de proyectos en comunidades populares, amante de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en aprendizaje colectivo, Educación y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s