Otra vez medalla de oro para Wyssenbach. Por Luisa Pernalete #CulturaDePaz

Jean Pierre WyssenbachNo han comenzado las olimpiadas, pero ya Venezuela tiene un medallista repetidor: Jean Pierre Wyssenbach SJ, campeón y entrenador de más campeones. Wyssen, como le decimos todos los miembros del club de fans del cual soy casi que presidenta vitalicia, nació en España, pero yo creo que nació aquí por todo lo que quiere a este país. Pasó 27 años en La Vega, desde 1980 hasta el 2007, se recorrió esas callecitas, subió y bajó centenares de escaleras, inventó montones de juegos didácticos para que niños y niñas de las escuelas de ese sector popular de Caracas aprendieran y les gustaran las matemáticas, la lengua y las ciencias sociales. ¿Quién en La Vega no ha jugado alguna vez Operaciones Humanas? Les cuento que hasta en la escuela de Fe y Alegría de San José de Kayamá, en plena selva, al sur de Estado Bolívar, por la Sierra de Maigualida, se ha jugado Operaciones Humanas.

Wyssen creo las Olimpíadas de Matemáticas y Lengua desde hace décadas en La Vega y luego, cuando se mudó a Maturín, las extendió a oriente, el Delta, algunas comunidades de San Félix, por mencionar los lugares que recuerdo – no tengo la memoria fotográfica de Wyssen así que no me pidan más -. Las Olimpíadas dirigidas por Wyssen,  no son simplemente acciones para competir niño contra niños ni escuela contra escuela, ¡para nada!,  esas Olimpiadas  de J.P. sirven para promover la superación personal, se compite con uno mismo, ¡Pura siembra de Resiliencia! Hay que estudiar con profundidad su manera de animar a chamos y no tan chamos para que le agarren gusto al conocimiento.

Las especialidades en las que Wyssen ha ganado “medalla de oro” son muchas: Campeón en metros de escalera – ¿Cómo trabajar en La Vega y no subir y bajar escaleras?-; Campeón en natación en medio de la tempestad – ¡animar a adolescentes a que le gusten los números compitiendo con y tabletas y Facebook! -;  Campeón en una difícil especialidad como es la perseverancia y paciencia infinitas – ¡Se las ha ganado todas! Y lo mejor, ha enseñado a muchos maestros y jóvenes a ganarlas también, pues el Liceo de Vacaciones está lleno de  “maestros adolescentes”, chamos de bachillerato que enseñan a otros apenas un par de años más jóvenes aún. Lo difícil es conocer a Wyssen y no entrar inmediatamente en su Club de Fans.

Wyssen también es teólogo, escribe de tal manera sobre temas complicados que hasta yo le entiendo. Además es el “tuitero” mayor, pues no tiene  tuitter, pero tiene miles de seguidores: escribe cada semana la reflexión inicial en la Hojita Dominical, o sea: “tuitero mayor”, todas buenísimas.

Hace poco la UCAB- Caracas le otorgó un Doctorado Honoris Causa. Más aplausos para Wyssen. Doctores como él nos hacen falta.

En  esta Venezuela difícil, conocer gente como Wyssen, es como una oleada de calma en medio de la tempestad, un abrazo en medio de la desolación, un café en medio de la escasez. Hay que saber que existen. ¡Gracias Wyssen! Y hasta las próxima premiación.

Luisa Pernalete

Centro de Formación e Investigación Padre Joaquín – Fe y Alegria

Acerca de Julio Alexander

Educador y Promotor Comunitario. Aficionado a la literatura, enamorado de Venezuela, con experiencia de trabajo y desarrollo de proyectos en comunidades populares, amante de la naturaleza.
Esta entrada fue publicada en ciudadanía, Cultura de Paz, Educación, Venezuela y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s